¿Qué es el Método Pilates?

El Método Pilates es un sistema de entrenamiento, desarrollado por Joseph Pilates, que se centra en el desarrollo equilibrado del cuerpo a través del desarrollo muscular, la flexibilidad y el control mental para dar soporte a la realización de movimientos eficientes y armoniosos.

Este sistema es uno de los métodos de entrenamiento más ejercitados en todo el mundo. Todos conocemos a alguien que lo practica o que estaría interesado en practicarlo. De hecho, una de las ventajas del Método Pilates es que funciona realmente bien para todo el mundo, independientemente de su edad, género o condición física. Los deportistas lo practican regularmente, personas mayores, mujeres que quieren recuperar su condición física después del parto y gente que se encuentra en diferentes etapas de una rehabilitación física.

Los principales beneficios del Método Pilates que comenta la gente que lo practica son la tonificación y mejora muscular, que su cuerpo se vuelve más esbelto y sus movimientos más armoniosos y elegantes.

Mujer practicando Pilates

El Método Pilates se adapta

Esa capacidad de adaptación es la clave del éxito de Pilates entre la gente que lo practica. Todos los ejercicios se han desarrollado con modificaciones que hacen que su práctica sea segura y eficaz para cualquier persona sea cual sea su capacidad física.

Desarrollo de la fuerza lumbar y abdominal - Powerhouse

Es fundamental en la práctica de Pilates. La musculatura interna son los músculos internos del abdomen y la espalda. cuando esta musculatura está desarrollada y tonificada mediante la práctica de Pilates, funciona en tándem con la musculatura superficial del tronco para dar soporte a la columna vertebral.

Mediante el desarrollo de esta musculatura lumbar y abdominal, se mejora la estabilidad. De esta forma, Pilates ayuda en la rehabilitación de dolores y lesiones de espalda: cuanto más estable sea el tronco, la presión en la espalda disminuye y el cuerpo es capaz de moverse con más libertad.

Pilates es un método de entrenamiento único

El Método Pilates no se parece a la mayoría de sistemas de entrenamiento, ya que no se centra en el desarrollo de un grupo específico de músculos para la práctica de determinado deporte, sino que se centra en el desarrollo del cuerpo como un todo. Los deportistas de alto nivel que practican Pilates tienen unos resultados mejores y un porcentaje de lesiones mucho menor.

Los 6 Principios del Método Pilates

Concentración, Control, Centro, Fluidez, Precisión y Respiración. Estos principios son los ingredientes esenciales para la práctica correcta de Pilates. En el Método Pilates prima la calidad sobre la cantidad, y pronto se dará cuenta que este tipo de entrenamiento no conlleva muchas repeticiones de cada movimiento sino la precisión en la ejecución de cada uno de ellos, obteniendo unos resultados magníficos.

Beneficios de la práctica del Método Pilates

Mejora la forma física de todo el cuerpo

A diferencia de otras métodos de ejercicio, Pilates no desarrolla determinadas partes del cuerpo dejando otras de lado, centrándose en el desarrollo físico integral de todo el cuerpo. Los ejercicios de Pilates trabajan la fortaleza y equilibrio del músculo así como la flexibilidad del mismo y de las articulaciones.

Este entrenamiento integral del cuerpo es difícil de encontrar en otros sistemas de entranamiento, convirtiendo el Método Pilates en el favorito de atletas y programas de rehabilitación en conjunto con un tratamiento fisioterapeútico.

Adaptable a cualquier condición física y necesidad

Ya seas una persona de avanzada edad que quiere mantener su forma física o un deportista de élite, Pilates se adapta a ti. Basado en el desarrollo del Powerhouse y enfocado en la correcta realización de los movimientos y la conexión mente y cuerpo, este método es accesible para cualquier persona, ya que combina cientos de posibles ejercicios y variaciones que se adaptan a las necesidades de cada individuo.

Fortalecimiento sin volumen

Los ejercicios de Pilates no buscan la creación de masa muscular sino la tonificación y definición de los mismos para trabajar de forma integral con el resto del cuerpo y su adaptación a las necesidades funcionales físicas de una persona en su día a día.

Pilates logra el desarrollo de músculos alargados y definidos mediante la realización de contracciones excéntricas en el mismo. Las fibras del músculo se deslizan hacia fuera desde el centro del músculo, incrementando su longitud. Para que una contracción sea excéntrica, la duración del movimiento debe ser larga, lo cual requiere mayor control y concentración para activar de esta forma las fibras musculares.

Incrementa la flexibilidad

En la vida diaria no se suele usar la articulación en todo su rango de movimiento (ROM) por lo que va perdiendo firmeza y estabilidad y los ligamentos que la componen tienden a acortarse lo que a la larga produce un acortamiento del movimiento natural de la articulación. Pilates trabaja el incremento de la longitud y estiramiento de los músculos y la amplitud de movimiento de las articulaciones.

Desarrollo de la fuerza lumbar y abdominal - Powerhouse

Como hemos dicho previamente, estos músculos comprenden la musculatura interior de la espalda, abdomen y el plano pélvico inferior, y se encargan de dar soporte a patrones eficaces de movimiento y posturas correctas. Cuando tenemos fuerza en esta zona, toda la estructura corporal está correctamente soportada, lo que significa que cuello y hombros pueden relajarse y el resto de músculos y articulaciones tienen libertad para hacer su trabajo. Un efecto beneficioso es que este desarrollo produce el abdomen plano que todos deseamos.

Mejora la postura

Una buena postura es el reflejo de un cuerpo equilibrado. Desde los movimientos de iniciación de Pilates hasta los ejercicios de colchoneta o con material de entrenamiento, Pilates entrena el cuerpo para expresarse libremente con fuera y armonía.

Incremento de la energía

Aunque puede ser una contradicción, cuanto más ejercicio realices (con moderación), más energía tendrás y mejor te sentirás haciéndolo. Pilates estimula la columna y los músculos, llenando el cuerpo de la buena sensación que uno tiene cuando ejercita el cuerpo entero.

Favorece la pérdida de peso y una apariencia más esbelta

Si practicas con regularidad Pilates tu cuerpo cambiará, ya que crea músculos largos y fuertes combinados con una apariencia más elegante, además de mejorar la tonificación y equilibrio muscular.

Para perder peso, la fórmula es siempre la misma: quemar más calorías de las que consumimos. al ser un método de entrenamiento integral del cuerpo, Pilates te ayuda a conseguirlo. Combinado con alguna actividad aeróbica se convierte en una herramiento muy eficaz para perder peso y tonificar el cuerpo.

Incremento del control mental - Conexión mente y cuerpo

Joseph Pilates definión su método como "la coordinación complete de cuerpo, mente y espíritu". Cuando practicamos Pilates, cuerpo y mente se unen para obtener el máximo beneficio de cada ejercicio. Los 6 principios de Pilates son conceptos claves para conectar mente y cuerpo.

Pilates prenatal y postparto

Consulta a tu médico

Es importante que antes de empezar a realizar cualquier tipo de ejercicio -ya sea Pilates u otro- durante el embarazo, consultes a tu médico de cabecera o a un obstetra.

Si nunca antes has realizado Pilates, es muy importante que realices los ejercicios asesorada por un monitor cualificado que te dará todos los consejos necesarios para ejercitarte con total seguridad. No es recomendable hacer Pilates por tu cuenta si no has adquirido los fundamentos del mismo con anterioridad.

Pilates prenatal

Muchas mujeres ya saben que Pilates es uno de los mejores métodos de ejercicio que pueden hacer tanto durante como después del embarazo. Una de las razones es que Pilates fortalece la zona abdominal, lumbar y pélvica, y si estos músculos están tonificados podrán soportar un embarazo mucho más cómodo evitando ciáticas y dolores musculares derivados del aumento de peso. El fortalecimiento del suelo pélvico y el abdomen será muy útil también para conseguir una rápida recuperación tras el parto.

Otro de los motivos para realizar Pilates durante el embarazo es que es muy adaptable, y los ejercicios pueden ser modificados -más suaves y moderados- para ajustarse a los cambios que van a producirse en el cuerpo de la mujer. Tras el embarazo, muchas madres también eligen Pilates para recuperar su silueta.

Pilates postnatal

Existen muchos estudios que demuestran que la práctica de ejercicio moderado -y supervisado- durante el embarazo es muy aconsejable para la mujer, reportando beneficios tanto a ella como al feto, adecuando mejor el organismo para el parto, reduciendo el tiempo del mismo y acelerando la recuperación tras el nacimiento del bebé.

A lo largo del embarazo y debido al aumento de peso, el centro de gravedad de una mujer cambia. Los cambios hormonales que experimenta la mujer incrementan la flexibilidad de articulaciones y músculos para hacerse más elásticos para el futuro alumbramiento, provocado cierto nivel de estrés y sobreesfuerzo en los mismos. Los ejercicios de Pilates favorecen su tonificación y relajación coordinados con ejercicios respiratorios y estiramientos opuestos.

Pilates postnatal

Pilates postnatal

Después del parto y de un tiempo normal de recuperación, el ejercicio físico va a ayudar a revertir los efectos que el embarazo ha dejado en el cuerpo de la mujer. Pilates va a ayudar a las madres a recuperar su equilibrio, corregir alteraciones posturales y ganar flexibilidad en ciertas zonas del cuerpo. Los efectos positivos de Pilates en esta fase se potencian en combinación con ejercicios cardiovasculares.

El Pilates postnatal permite ponerse en forma mientras la madre se relaciona con su bebé de forma afectiva y divertida. Es una buena forma de recuperar la energía tras el parto y que, además, permite disfrutar del contacto con su bebé y fortalecer el vínculo afectivo que hay entre los dos.

Exige instructores cualificados

Todo los monitores de Pilates de Fisioglobal están certificados de acuerdo a la legalidad vigente para la docencia del Método Pilates, y se encuentran sobrecualificados para la enseñanza del mismo siguiendo un proceso de aprendizaje continuo en colaboración con las mejores universidades y centros de enseñanza.

Si quieres empezar con la práctica de Pilates deberías tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El auge de Pilates es un hecho debido a que todo el mundo puede practicarlo con cierta facilidad y a sus sorprendentes resultados desde el comienzo de su práctica. Por ello, se ha producido una gran demanda de monitores en los últimos tiempos que por desgracia ha sido alimentada en muchos casos por personal poco -o nada- cualificado. Además, esta demanda ha servido para la salida al mercado de un gran número de libros y cursos multimedia para la práctica en casa del mismo. Dichas publicaciones generalistas no tienen en cuenta muchas veces la salud o condición física previa de la persona que quiere ponerse en forma, por lo que pueden llegar a ser peligrosos si no se utilizan de forma correcta.

  • Solicita en tu centro la certificación docente oficial de los monitores que impartan clase de Pilates. Un monitor de Pilates va a asegurarse de que realizamos correctamente cada movimiento y sabrá adaptarlos a la condición física de cada individuo (por ejemplo, una persona con hipertensión arterial no debería realizar nunca movimientos que colocasen su cabeza por debajo del corazón). No es extraño encontrar en el centro a personas que acuden con lesiones de columna producidas por la mala realización continuada de movimientos de forma autodidacta.

  • Aceptar tu condición física inicial es primordial para establecer tu nivel de iniciación. No sobreestimes tu capacidad física, ya que un exceso de ejercicio podría derivar en lesiones importantes. El famoso eslógan "No pain, no gain" (sin dolor no hay éxito) no sirve para el Método Pilates, donde los mejores resultados se obtienen con un incremento progresivo a medio/largo plazo de la intensidad y dificultad de los ejercicios. Por lo tanto, evita los excesos: una media de 2 a 3 sesiones semanales serían suficientes para la práctica del Método Pilates.

  • Comunica a tu instructor cualquier problema de salud que tuvieses previamente o durante la realización de cualquier ejercicio. Somos profesionales de la forma física y la salud, luego sabemos adaptar tus sesiones de Pilates a tus necesidades y capacidades específicas. Un buen monitor de Pilates no realizará únicamente una labor correctiva de los ejercicios que realices sino también una valoración previa de tu estado físico para asegurarte una práctica segura y eficaz.